Corte Interamericana resuelve sobre casos de Perú y Venezuela

0
576

SAN JOSE (AP) — La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) mantiene abierto el caso peruano conocido como «La Cantuta», y respecto a Venezuela pidió que se determine el paradero y suerte de Eduardo José Natera Balboa, desaparecido desde inicios de noviembre.

En una resolución del 20 de noviembre y divulgada esta semana en la página web de la Corte, con sede en San José, los jueces requirieron al Estado peruano adoptar «todas las medidas necesarias para dar efectivo y pronto acatamiento a los puntos pendientes… que fueron ordenados por el tribunal en la sentencia del 29 de noviembre de 2006».

Para eso, dieron plazo al 1 de marzo del próximo año para que las autoridades peruanas informen sobre el avance en este caso, que remite al secuestro y asesinato en julio de 1992 de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad La Cantuta, uno de los casos por los que fue enjuiciado el ex presidente Alberto Fujimori.

«Este tribunal observa que a tres años de notificada la sentencia, sólo se ha hecho efectivo el pago por concepto de daño material a favor de algunas víctimas, mas no se ha hecho mención alguna sobre el avance de las gestiones tendientes a realizar el pago por concepto de daño material a favor de otras víctimas, del pago por concepto de daño inmaterial y del pago en concepto de costas y gastos», destacó el fallo.

En otra resolución de fecha 1 de diciembre la CorteIDH solicitó a las autoridades venezolanas información urgente sobre el paradero de Natera y en la respuesta de Caracas se destacó que la Fiscalía investigaba la presunta fuga o desaparición física de Natera. Agregó que se había ordenado la detención de un capitán de la Guardia Nacional que labora en el penal y de otros 16 funcionarios, pero sin aportar pruebas de lo realizado.

Natera estaba detenido en el Centro Penitenciario Región Oriental «El Dorado» pero se desconoce su paradero desde el 8 de noviembre de 2009, cuando supuestos agentes de la Guardia Nacional lo habrían conducido de manera violenta hasta un vehículo, detalló el documento de la CorteIDH.

La resolución del tribunal requiere al estado venezolano «que adopte, de forma inmediata, las medidas que sean necesarias para determinar la situación y paradero de Eduardo José Natera y para proteger su vida e integridad personal» y dispuso que el caso será conocido por el pleno de la Corte en su próximo periodo de sesiones, del 25 enero al 6 de febrero próximos.

De acuerdo a versiones de la prensa venezolana, Natera, de 25 años, fue apresado el año pasado como sospechoso de pertenecer a bandas delictivas.

Dejar respuesta