Curiosidad sobre el porqué de la confesión de Agassi

0
510

Por HOWARD FENDRICH

Una buena parte de la vida de Andre Agassi se había ventilado públicamente: Sus diversos altibajos, dentro y fuera de la cancha, durante su transformación de niño malo del tenis a cortés veterano. Así, muchos se preguntaban si podía decirse algo nuevo sobre él.

Resultó que hay mucho nuevo. Los extractos de la autobiografía del tenista, publicados por Sports Illustrated y el Times de Londres contienen descripciones detalladas de su consumo de metanfetaminas, un relato de cómo evitó una suspensión al mentirle a la Gira de la ATP tras dar positivo en una prueba antidopaje practicada en 1997, y la afirmación estremecedora de que Agassi siempre odió el tenis «con una pasión oscura y secreta», debido a la presión y los desplantes de su padre.

Si es cierta la frase de que la imagen lo es todo, como Agassi solía decir en un anuncio de cámaras fotográficas fabricadas por uno de sus patrocinadores, el ex astro ha dado muchas imágenes, indelebles y privadas.

Y todo ello ha llevado a muchos a preguntarse por qué eligió Agassi revelar su consumo de la metanfetamina conocida como cristal.

«¿Fue una catarsis? No lo creo. Pienso que esto salió estrictamente de su corazón», dijo Arlen Kantarian, quien organizó el US Open del 2000 al 2008. «Estoy seguro de que él se siente bien por haber puesto esto sobre la mesa».

Agassi, quien ganó ocho títulos de individuales del Grand Slam antes de retirarse en el 2006, no ha explicado su decisión. Su representante dijo que todas las solicitudes de entrevista deben hacerse a la editorial, que ha pactado una aparición en el programa «60 Minutes», para el 8 de noviembre, un día antes que el libro se publique.

Después de disputar el domingo un partido de exhibición en Macao, contra su viejo rival Pete Sampras, se preguntó a Agassi si el libro contenía alguna revelación escandalosa.

«Creo que tuve que aprender mucho de mí mismo en todo el proceso», dijo Agassi. «Hubo muchas cosas que me sorprendieron incluso a mí. Así que, si digo que nadie se sorprenderá por el libro estaría mintiendo».

«Independientemente de las revelaciones que existan, podrán verlas completas», añadió. «Pero la verdad es que espero que la gente no sólo sepa más sobre mí y sobre lo que he pasado, sino que, mediante estas duras lecciones, los lectores aprendan sobre ellos mismos. Y creo que lo harán».

La revista norteamericana y el diario londinense figuran entre cuatro publicaciones que pagaron por los derechos de revelar partes de «Open: An Autobiography».

En los extractos figuran las siguientes afirmaciones:

—Agassi dice que su padre era «violento por naturaleza», y recuerda que una vez en el auto, amenazó a otro conductor a punta de pistola.

—Recuerda que, cuando tenía 9 años, venció al ex jugador de la NFL Jim Brown en un duelo de tenis para ganar una apuesta de 500 dólares hecha por su padre.

—Relata con dolor una conversación telefónica con su padre, luego de ganar su primer título de Grand Slam —Wimbledon en 1992_. ¿Qué fue lo primero que le dijo su padre? «No tenías que haber perdido ese cuarto set», escribió Agassi.

—Escribe sobre haber consumido «mucho» cristal y habla a veces positivamente sobre los efectos de la droga, incluyendo una referencia a una ola de euforia que acaba con cualquier pensamiento negativo en mi cabeza. Nunca me he sentido tan vivo, tan esperanzado ni tan lleno de energía».

«Además del sentimiento de éxtasis, siento una satisfacción innegable al hacerme daño a mí mismo y al acortar mi carrera en el tenis», escribe. Pero las consecuencias físicas son horribles. Después de dos días de experimentar los efectos de la droga, de no dormir, «soy un extraño. Todavía me atrevo a preguntar por qué me siento tan desgastado. Soy un atleta, mi cuerpo debería tener la capacidad de manejar esto».

—Agassi dice que le escribió a la Gira de la ATP para explicar el análisis positivo en 1997 y añade que «la mentira central de la carta» consistió en haber afirmado que tomó la droga accidentalmente, al beber una gaseosa en la que su asistente «Slim» había colocado la sustancia.

Mary Joe Fernández, capitana del equipo estadounidense de la Copa Federación y contemporánea de Agassi como tenista, consideró que la confesión es «decepcionante y un tanto sorprendente».

Se requieren muchas agallas y valor para salir y decir algo que nadie hubiera sabido de otra forma», dijo Fernández. «Siempre admiré a Andre. El fue una parte muy importante de mi generación, hizo grandes cosas y las sigue haciendo. Ahora ha revelado la verdad y ésa fue su decisión. Quizás la gente pueda aprender de ello y no cometer los mismos errores».

La federación internacional de tenis dijo estar «sorprendida y decepcionada» por la confesión de Agassi.

«Ese tipo de comentarios de ninguna forma son indicativos de que el programa antidopaje del tenis no es considerado actualmente como uno de los más rigurosos y abarcadores en el deporte», expresó la federación en un comunicado.

La federación se ha encargado de los controles antidopajes en los tres últimos años en los circuitos de la ATP y WTA.

«Los hechos ocurrieron antes de la fundación de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) en 1999 y en los años formativos del programa antidopaje del tenis, cuando el programa era administrado por cada organismo», destacó la federación.

El presidente de WADA, Jim Fahey, dijo que está defraudado por la confesión de Agassi y espera que la ATP explique la situación.

Agassi, quien está casado con la ex tenista Steffi Graf y tiene dos hijos, se retiró en el 2006.

Dejar respuesta