Dos policías cumplen este lunes 12 años secuestrados por las Farc

Se trata del sargento César Augusto Lasso Monsalve y el intendente Luis Hernando Peña Bonilla.

0
597

Familiares de dos policías que cumplen 12 años de cautiverio en poder de las Farc pidieron a esa guerrilla que los libere o que, al menos, les den alguna prueba de que siguen con vida.

Se trata del sargento César Augusto Lasso Monsalve y el intendente Luis Hernando Peña Bonilla, ambos secuestrados desde el 1 de noviembre de 1998, durante una incursión de las Farc a la ciudad de Mitú, en el departamento del Vaupés, fronterizo con Brasil.

Esa incursión dejó un saldo de 43 muertos, entre militares, policías y civiles, así como 47 heridos y 61 secuestrados, de los que solo permanecen en cautiverio Lasso y Peña, aunque este último habría sido fusilado hace años, según el testimonio ofrecido por un ex rehén en 2008.

Fabiola Monsalve, madre del sargento Lasso, le pidió a su hijo a través de los medios locales que tenga «paciencia», al relatar que en la última prueba de supervivencia, que fue un vídeo enviado por la guerrilla en septiembre de 2009, lo notó «enfermo, acabado y muy desmejorado».

«Necesitamos que lo liberen ya o que nos envíen una prueba de supervivencia», dijo Monsalve a las Farc.

Los familiares de Lasso van a realizar una marcha pacífica y una misa en la ciudad de Cali para exigir su libertad y la de todos los demás secuestrados.

La madre del intendente Peña, Leonor Bonilla, también relató a los medios su calvario, al señalar que está «triste» y «desesperada» porque no tiene noticias de su hijo desde 2002, cuando recibió la última prueba de supervivencia.

Uno de los liberados el 2 de julio de 2008 en la «Operación Jaque», el también policía Armando Castellanos, reveló entonces que el recientemente fallecido «Mono Jojoy», ex jefe militar de las Farc, y Helí Mejía Mendoza, conocido como «Martín Sombra», detenido ese mismo año, ordenaron la muerte de Peña porque tenía «problemas psicológicos».

Sin embargo, las Farc nunca han confirmado si Peña está vivo o muerto.

«Pido a las Farc que me informen qué pasó con mi hijo, qué suerte corrió», dijo Bonilla, quien solicitó también a la guerrilla que le devuelva el cuerpo del intendente si es que está muerto.

La cifra de policías y militares secuestrados que las Farc pretenden canjear por guerrilleros presos en Colombia y Estados Unidos asciende a 17.

Además de esos secuestrados, el gubernamental Fondo Nacional para la Defensa de la Libertad Personal (Fondelibertad) afirma que las Farc también tienen cautivo al sargento del Ejército Francisco Aldemar Franco desde el 21 de marzo de 2009.

Igualmente, las autoridades colombianas creen que el infante de Marina Henry López, de 25 años y desaparecido el pasado 23 de mayo tras un ataque de las Farc contra la Armada, fue secuestrado por esa guerrilla.

Dejar respuesta