Presidentes de Mercosur desconocen elecciones en Honduras

0
457

Por RAUL O. GARCES

MONTEVIDEO — Los presidentes de los países del Mercosur que asistieron a la reunión cumbre semestral en esta capital desconocieron el martes los comicios realizados en Honduras que dieron el triunfo a Porfirio Lobo, en un categórico pronunciamiento sobre la crisis política en ese país.

El presidente uruguayo Tabaré Vázquez, a nombre de sus pares de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, leyó un breve comunicado en el que expresaron «su más enérgica condena al golpe de Estado en la República de Honduras» y consideraron «inaceptables las graves violaciones a los derechos humanos y libertades fundamentales del pueblo hondureño».

Vázquez añadió que «ante la no restitución del presidente José Manuel Zelaya en el cargo para el que fue democráticamente elegido… (los presidentes asistentes) manifiestan el total y pleno desconocimiento de los comicios electorales realizados el pasado 29 de noviembre por el gobierno de facto, los cuales fueron desarrollados en un ambiente de inconstitucionalidad, ilegitimidad e ilegalidad».

La declaración fue suscrita por los mandatarios presentes en la cumbre. Faltaron al encuentro los presidentes de Chile, Michelle Bachelet, y de Bolivia, Evo Morales, miembros asociados.

A su vez, la presidencia de Uruguay informó en su sitio oficial de Internet que Vázquez «entregó un comunicado conjunto de los presidentes… referente a los avances, logros y acuerdos llevados adelante por los estados parte y la República Bolivariana de Venezuela durante este semestre».

Agregó que el comunicado de 40 artículos –que aún no fue divulgado– fue consensuado y aceptado por los mandatarios de los países que integran el bloque.

Desde su refugio en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, Zelaya pidió el martes a sus seguidores obligar a «la elite dominante» a aprobar una nueva constitución y advirtió que en su país no hay democracia y calificó de «farsa» el proceso electoral.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, expresó el malestar por la situación hondureña al decir que «se ha sentado un mal precedente político hemisférico peligrosísimo: resulta que ahora nos quieren presentar un golpe de Estado como la vía apta para organizar los procesos electorales».

En el día final de la reunión, el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva aseguró que la cumbre «se realiza con el signo de la esperanza» y agregó que «ninguna decisión económica importante podrá ignorar el punto de vista de los países del sur».

Admitió que «necesitamos la eliminación del doble cobro arancelario, atacar de frente las asimetrías, acelerar el fondo de apoyo a las pequeñas y medianas empresas y queremos establecer un sistema de pagos en monedas locales». Argentina y Brasil ya han puesto en marcha este mecanismo y en tal sentido se ha indicado que no se quiere seguir siendo dependiente del dólar y sus crisis.

Cristina Fernández –que recibió de Vázquez la presidencia temporal del Mercosur– aseguró que uno de los próximos objetivos será «cumplir una deuda que tiene varios años que es poder arribar a un acuerdo con la Unión Europea». «Me parece que va a ser uno de los desafíos más importantes que vamos a tener», agregó.

Al respecto dijo que lo que hay que hacer es «cerrar los capítulos en que estamos de acuerdo para pasar al capítulo comercial que es seguramente donde vamos a tener mayores diferencias».

Zelaya también pidió a no dejarse engañar «con la farsa y la trampa de los comicios del 29 de noviembre porque en Honduras no hay democracia, se institucionalizó el golpe de Estado, no hay separación de poderes y se mantiene la impunidad de las instituciones, y las castas militares».

Agregó que Lobo «surgió de un fraude electoral y su presidencia es sumamente débil» y lo acusó de mantener «una alianza con los militares y la dictadura».

«La resistencia tiene gran misión: convertirse en una fuerza beligerante que obligue a la elite dominante a reconocer que los hondureños no tenemos amos y exigir una nueva constitución en donde el pueblo determine las reglas que permitan las transformaciones», expresó Zelaya.

(AP)

Dejar respuesta