Serie Mundial: Los Filis no tiran la toalla; van por la hazaña

0
482

Por ERIC NÚÑEZ

FILADELFIA — Por más que lo tienen cuesta arriba, con antecedentes que desalentarían hasta el más optimista, los Filis de Filadelfia no van a ceder su corona de campeones de la Serie Mundial tan fácilmente.

Con la soga al cuello, Filadelfia respondió con entereza el lunes al conseguir una victoria 8-6 sobre los Yanquis que fuerza un nuevo viaje en tren hacia Nueva York.

La ambición de los Filis para convertirse en el primer equipo que revalida su título sigue intacta, aunque el desafío será ganar dos juegos en el Yankee Stadium.

«Seguimos vivos y con muchas ganas de pelear hasta el final», proclamó Carlos Ruiz, el catcher panameño de los Filis. «Esta victoria nos motiva un montón. Mientras sigamos jugando con agresividad, este equipo tiene la calidad para lograrlo».

Cuando la serie se reanude el miércoles, Filadelfia cifrará sus esperanzas en el brazo derecho del dominicano Pedro Martínez para poder igualar la pulseada y forzar un decisivo séptimo partido.

Ruiz, quien bateó de 4-1 y remolcó una carrera el lunes, manifestó sentirse seguro de que Martínez brillará en su segunda salida en la serie.

«Se puede esperar lo mejor de él», dijo Ruiz. «Ha estado en esa situación anteriormente. Son los juegos que le gustan».

Martínez fue el abridor del segundo juego. Aunque cargó con la derrota, lo hizo a un gran nivel al permitir tres carreras y seis hits en seis entradas de trabajo, incluyendo ocho ponches. Fue víctima de un par de jonrones solitarios.

El dominicano declinó formular declaraciones a la prensa tras la victoria del lunes, aunque en un diálogo informal señaló que «hay pocas cosas que decir y muchas cosas que hacer».

Martínez tiene 37 años y no es el hombre de hierro que ganó tres premios Cy Young. Su cuenta de lanzamientos es monitoreada con extremo cuidado.

«Pedro está preparado», dijo el manager de los Filis Charlie Manuel. «¿Qué se puede esperar de él? Yo diría que algo similar a lo de la noche pasada. Creo que es capaz de seis y siete innings, quizás más. Todo dependerá de cuántos lanzamientos haga temprano en el juego».

Los Filis saben que todavía tienen un desafío inmenso, al considerar que los Yanquis solamente han perdido en una ocasión dos juegos seguidos en casa, y eso ocurrió en junio.

Sólo seis de los 43 equipos que se vieron 3-1 abajo en la serie lograron darle la vuelta para consagrarse campeones. Y ha pasado mucho tiempo desde que un equipo lo logró: Kansas City sobre San Luis en 1985.

Pero hay algo que los Filis tienen que aprovechar. Andy Pettitte y CC Sabathia, los siguientes abridores de los Yanquis, lanzarán con tres días de descanso. Pettitte lo hará por primera vez este año y Sabathia lo hará por tercera ocasión en la postemporada.

«Estamos bien positivos. Estamos relajados como siempre, sin ponernos ninguna presión», afirmó Ruiz al referirse a las expectativas.

También alienta que el equipo tuvo su mejor producción ofensiva de toda la serie, una descarga de nueve hits que incluyó dos jonrones de Chase Utley y otro de Raúl Ibáñez.

«Necesitábamos este tipo de ofensiva para darle tranquilidad a los pitchers. Despertó y esa es una señal buena», dijo Ruiz.

Dejar respuesta