Las prácticas de greenwashing en el ámbito financiero

0
192

Bogotá, marzo de 2023. La actual preocupación de generar impactos positivos en materia de ambiente, sociedad y gobierno (ASG), ha llevado a que cada día sean más las inversiones que se realizan con el objetivo de cumplir con altos estándares de calidad que permitan el desarrollo de inversiones, negocios y actividades responsables en estos aspectos, y en general en promover mejores prácticas, en materia de ASG. El sector financiero ha promovido con especial interés la adopción de estas prácticas al momento de llevar a cabo distintas transacciones, y ha incentivado su aplicación por el atractivo que supone implementar estándares ASG en las actividades económicas, y porque en sí mismas pueden tener un impacto en la calificación de riesgos en determinada inversión.

Sin embargo, por el mismo atractivo que supone el cumplimiento y la adopción de estándares ASG tanto para los inversionistas, como para los beneficiarios de aquellas y los consumidores, recientemente se han conocido casos de greenwashing en el sector.

Al respecto, Camila Posada, Asociada en Derecho Bancario y Financiero de CMS Rodríguez-Azuero afirmó que “la relevancia actual de la adopción de criterios de ASG ha mostrado un problema que se ha traducido en una ‘mala práctica’ conocida como greenwashing. Es decir, publicitar o afirmar que un negocio o una compañía ha adoptado políticas o criterios de ASG, cuando en realidad esto no es cierto, o tal vez sí han sido adoptadas, pero de manera incorrecta.”

Algunas de las prácticas de greenwashing que comúnmente se han identificado en el sector financiero son hacer afirmaciones falsas o inexactas sobre los estándares ASG adoptados en un proceso o negocio; adoptar definiciones o términos tan genéricos o escuetos que lleven a la confusión del consumidor o inversionista; o asegurar que determinados productos o procesos cumplen con criterios o estándares ASG, aun cuando estos no han sido certificados o verificados.

Un reciente ejemplo de prácticas de greenwashing en el sector financiero es el caso de BNY Mellon Investment Adviser INC. Se trata de una empresa dedicada a la gestión de inversiones, que fue sancionada en mayo de 2022 con una multa de USD$1.500.000 por parte de la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos. Los hechos investigados relatan que BNY, durante el periodo comprendido entre julio de 2018 y septiembre de 2021, afirmó que ciertas inversiones que estaban llevando a cabo cumplían con estándares y calificaciones satisfactorias asociados a criterios ASG, cuando en realidad estas operaciones no siempre tenían dicha calificación.

Por estos hechos, la Comisión encontró a BNY responsable de violar algunas disposiciones de la ley estadounidense, relacionadas con el fraude a los inversionistas en cuanto a los criterios que para ellos resultan determinantes a la hora de realizar una inversión. En términos generales, estas violaciones consisten: en participar en cualquier negocio que engañe a un potencial cliente; afirmar u omitir hechos materiales necesarios para que una declaración no sea engañosa; no implementar medidas para prevenir la violación de la Ley de Asesores de Inversión de Estados Unidos; y hacer declaraciones falsas en documentos presentados o emitidos de acuerdo con la Ley de Sociedades de Inversión.

“La decisión adoptada por la SEC en contra de BNY ratifica de alguna manera que los criterios ASG son importantes para inversionistas y consumidores, y supone una muestra de rechazo contundente a las prácticas de greenwashing en la industria financiera. Estas prácticas defraudan las expectativas y las condiciones bajo las cuales un consumidor o inversor lleva a cabo ciertas operaciones. Así mismo, crea condiciones desiguales respecto de aquellas compañías que sí adoptan de manera apropiada criterios y estándares ASG con los costos que dicha implementación puede suponer.” comentó Daniel Rodríguez Bravo Socio de CMS Rodríguez-Azuero.

Colombia también ha reconocido la relevancia de los criterios ASG en el campo de las inversiones.  En agosto de 2022, la Superintendencia Financiera de Colombia publicó la hoja de ruta Hacia el Enverdecimiento del Sistema Financiero Colombiano, donde se incluyen ciertas categorías que deben ser implementadas en establecimientos de crédito y entidades aseguradoras en materia de ASG.

María Alejandra Ramírez Asociada en Derecho Bancario y Financiero de CMS Rodríguez-Azuero señaló que, como consecuencia de las normas que incentivan actividades ASG, “las empresas progresivamente han incorporado, como parte de sus estrategias de negocios, la adopción de criterios que permitan generar mejores impactos en materia medioambiental, social y de gobierno. Esto ha sido respaldado por un incentivo en los mercados de calificar de mejor manera dichas empresas y hacer más atractivas las inversiones en las mismas.”

Estos casos de greenwashing son un llamado a todas las compañías a adoptar criterios ASG de manera responsable, a fin de asegurar que los intereses de los inversionistas y consumidores se vean atendidos y protegidos al momento de llevar a cabo sus inversiones, sobre todo considerando que, en ocasiones, el factor determinante para realizar la inversión puede ser la adopción de dichos criterios.

Dejar respuesta