Millonarios goleó 4-1 al Junior de Barranquilla en El Campín

0
898

Millonarios quedó a tan sólo 90 minutos de la final de la Copa Postobón gracias a los goles conseguidos por: Erick Moreno (45+1 PT y 31′ ST), Édison Toloza (8’ST) y José Luis Tancredi (15′ ST). El tanto del Junior de Barranquilla lo anotó Luis Páez (27’PT).
Un juego digno de dos equipos que quieren y merecen ser finalistas de un torneo, que otorga al campeón un cupo a la Copa Sudamericana de 2012, fue el que protagonizaron Millonarios y Junior de Barranquilla, en un duelo lleno de emociones, en el que la angustia fue la principal protagonista.
El conjunto azul fue el primero en agobiar a sus hinchas, a los cerca de cinco mil aficionados que asistieron al estadio El Campín de Bogotá, y en especial al técnico venezolano Richard Páez, quien dentro de su desespero no paró de tomarse la cabeza con ambas manos lamentando cada mala entrega y cada error en la zona defensiva.
Junior supo aprovechar esos espacios, en especial el delantero Luis Páez, quien le ganó todos los balones aéreos a Pedro Franco y a Flavio Córdoba y quien además fue el autor del tanto del equipo Barranquillero al sacar ventaja y aprovechar un error en marca. Recibió el esférico de frente al arco y sin titilar disparó con potencia hasta dejarlo al fondo de la red.
Tanto así fue la preocupación del entrenador azul que se vio obligado a hacer un cambio a la media hora de la primera parte, sacó a Franco y acomodó en su lugar a Alejandro Cichero.
Millonarios quiso construir las jugadas en conjunto, llegar en bloques al área protegida por el guardameta Sebastián Viera, logró apropiarse del balón, sorprender al rival y ponerlo a sufrir. Al final del primer tiempo obtuvo su recompensa consiguió el empate gracias a Erick Moreno, el juvenil que supo definir y quien logró que la tribuna desahogara el grito de gol y se fuera con la tranquilidad al descanso.
Para la segunda parte, el equipo bogotano no quiso darle más largas al juego y saltó al campo a ganar, a pesar del cambio obligado que tuvo que hacer el técnico venezolano, pues Flavio Córdoba, quien salió lesionado, su lugar lo ocupó Járold Martínez, como lateral izquierdo asumió Luis Mosquera e ingresó al campo de juego José Luis Tancredi.
El gol ‘millonario’ no se hizo esperar esta vez por medio de la pelota quieta, una pena máxima a favor de los azules tras una falta en el área sobre Alejandro Cichero. El goleador, Édison Toloza, dijo con total y plena seguridad esta es mía y con su acostumbrado y particular swing concretó el segundo gol para Millonarios.
Bastaron siete minutos para que la potencia goleadora del conjunto ‘embajador’ reapareciera, esta vez de los pies del uruguayo Tancredi, quien convirtió el tercer tanto al encontrarse solo frente al arco, logró escabullir al arquero Viera y con la sutileza que lo caracteriza definió.
Millonarios se tomó confianza, se acomodó en su cancha y se apropió del balón, se movió como pez en el agua y puso a sufrir a la furia tiburona, que tuvo un par de opciones con la pelota quieta, pero se encontró con un arquero seguro como Ramos que evitó que vulneraran de nuevo su red.
Los azules no satisfechos con el 3-1 y en busca de asegurar un marcador amplio para ir a Barranquilla, al juego de vuelta con mucha más tranquilidad, fue por el cuarto y de nuevo apareció el juvenil Moreno para hacer vibrar a la tribuna al concretar su segundo gol de la noche y sentenciar el 4-1 a favor de Millonarios.
El equipo ‘embajador’ ganó, goleó y gustó, saboreó al equipo ‘tiburón’ y quedó a tan sólo un paso de la final de la Copa Postobón. El juego de vuelta se disputará el próximo miércoles 12 de octubre en Barranquilla.

Dejar respuesta